4 que hace de los vientos sus mensajeros, y de las llamas de fuego sus ministros.