24 Mis rodillas están débiles por el ayuno, y mi carne sin gordura ha enflaquecido.