141 Pequeño soy, y despreciado, mas no me olvido de tus preceptos.