14 Esté cargado nuestro ganado, sin fracasos y sin pérdida, y no haya gritos en nuestras calles.