3 Grande es el SEÑOR, y digno de ser alabado en gran manera; y su grandeza es inescrutable.