5 En el glorioso esplendor de tu majestad, y en tus maravillosas obras meditaré.