21 pues en El se regocija nuestro corazón, porque en su santo nombre hemos confiado.