8 Líbrame de todas mis transgresiones; no me hagas la burla de los necios.