1 ¡Sálvame! Oh Dios, por tu nombre, y hazme justicia con tu poder.
2 Escucha mi oración, oh Dios, presta oído a las palabras de mi boca.
3 Porque extraños se han levantado contra mí, y hombres violentos buscan mi vida; no han puesto a Dios delante de sí. (Selah)
4 He aquí, Dios es el que me ayuda; el Señor es el que sostiene mi alma.
5 El devolverá el mal a mis enemigos; destrúyelos por tu fidelidad.
6 Voluntariamente sacrificaré a ti; alabaré tu nombre, oh SEÑOR, porque es bueno.
7 Porque El me ha librado de toda angustia, y mis ojos han visto a mis enemigos derrotados.