12 Los reyes de los ejércitos huyen; sí huyen, y la que se queda en casa repartirá el botín.