12 Y si el impío no se arrepiente, El afilará su espada; tensado y preparado está su arco.