9 Ni tentemos al Cristo, como también algunos de ellos lo tentaron, y perecieron por las serpientes