55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh Hades, tu victoria