9 Y si no tienen don de continencia, cásense; que mejor es casarse que quemarse