4 Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada hay que desechar, tomándose con acción de gracias