9 porque en él habita toda plenitud de la Divinidad corporalmente