12 el SEÑOR solo le guió, que no hubo con él dios ajeno