18 Harás también dos querubines de oro, labrados a martillo los harás, en los dos extremos del asiento de la reconciliación