23 Y tornando el Faraón se volvió a su casa, y aun con esto no se lo tomó de corazón