12 La ley tampoco es de la fe; sino: El hombre que hiciere los mandamientos, vivirá por ellos