22 Y acabó de hablar con él, y subió Dios de estar con Abraham