12 Oídme duros de corazón, que estáis lejos de la justicia