26 Yo, también, descubrí tus faldas delante de tu cara, y tu vergüenza se manifestó