25 Y este otro morirá en amargura de ánimo, y no habiendo comido jamás con gusto