32 Porque él ya será llevado a los sepulcros, y en la tumba permanecerá