13 Su espíritu adornó los cielos; su mano creó la serpiente huidora