12 Mira a todo soberbio, y próstralo, y quebranta a los impíos en su asiento