28 Y Josué quemó a Hai y la redujo a un montón perpetuo, asolado hasta hoy