46 Yo, la Luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas