26 No comeréis cosa alguna con sangre. No seréis agoreros, ni adivinaréis