16 y se derribó sobre el rostro a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano