18 ¿No hubo quien volviera y diera gloria a Dios sino este extranjero