31 Y dice el Señor: ¿A quién, pues, compararé los hombres de esta generación, y a qué son semejantes