38 Y eran los que habían comido, cuatro mil varones, sin contar las mujeres y los niños