5 Y viniendo sus discípulos del otro lado del lago, se habían olvidado de tomar pan