20 Abominación son al SEÑOR los perversos de corazón; mas los perfectos de camino le son agradables