11 El que ama la limpieza de corazón, y la gracia de sus labios; su compañero será el rey