2 porque su corazón piensa en robar, y maldad hablan sus labios