4 Los que dejan la ley, alaban al impío; mas los que la guardan, contenderán con ellos