25 El temor a los hombres es peligroso; mas el que confía en el SEÑOR será levantado