1 Oíd, hijos, el castigo del padre; y estad atentos para que sepáis inteligencia