29 Porque sé que cuando llegue a vosotros, llegaré en la plenitud de la bendición del Cristo