1 Bendice, alma mía al SEÑOR; y todas mis entrañas al Nombre de su santidad