122 Responde por tu siervo para bien; no me hagan violencia los soberbios