75 Conozco, oh SEÑOR, que tus juicios son la misma justicia, y que en fidelidad me afligiste