9 Porque me consumió el celo de tu Casa; y los denuestos de los que te vituperaban, cayeron sobre mí