33 No se dejen engañar por los que dicen semejantes cosas, porque «las malas compañías corrompen el buen carácter».