10 Cuando llegue Timoteo, no lo intimiden. Él hace la obra del Señor igual que yo.