6 Cuando el pueblo de Amón se dio cuenta de qué tan seriamente había provocado el enojo de David, Hanún y los amonitas enviaron treinta y cuatro mil kilos
de plata para contratar carros de guerra y sus conductores de Aram-naharaim, de Aram-maaca y de Soba.