24 Joab, hijo de Sarvia, comenzó el censo pero nunca lo terminó porque
el enojo de Dios se desató sobre Israel. El número total nunca fue anotado en los registros oficiales del rey David.